Por Héctor Torres

Tras señalar que el primero de diciembre fue el punto de partida para el cambio social en el país, el diputado federal por  el Partido del Trabajo (PT), Francisco Huacuz Esquivel, durante la presentación de su primer informe de labores legislativas, afirmó que México no volverá al pasado.

Huacuz Esquivel dijo que los recurrentes fraudes electorales retardaron el arribo de la izquierda al gobierno, y en el pasado se hizo costumbre no escuchar a una sociedad que reclamaba justicia; hoy hay un gobierno que escucha las demandas de la población y un presidente, Andrés Manuel López Obrador, que rompió los paradigmas del poder.

Señaló que en quienes comulgan con la Cuarta Transformación está la responsabilidad de revertir los males endémicos del país como la impunidad, la corrupción y la inseguridad que aqueja  a todos los  mexicanos.

Indicó que los regímenes neoliberales comprometieron la paz pública, ampliaron la desigualdad social, ampliaron la brecha de la pobreza y, sobre todo, debilitaron  la  confianza y credibilidad en las instituciones.

Externó su confianza en que los resultados para la actual administración federal llegarán más temprano que tarde y  beneficiará al país.

Como representante del Distrito 12, con cabecera en Apatzingán, y de todos los mexicanos, Huacuz  Esquivel mencionó que presentó cuatro  decretos de reforma encaminados a incrementar  las penas para servidores públicos que abusen de su cargo; para toda persona que daña áreas naturales protegidas, y para proteger e impulsar los ejidos.

Añadió que ahora las decisiones públicas se  ejecutan para el bienestar del pueblo de México y no para el servicio de una minoría, y agregó que la agenda parlamentaria del PT tendrá mayor amplitud  para desmontar las añejas jerarquías otorgadas desde el  poder y que inhibían una justa distribución de la riqueza.

Huacuz Esquivel señaló que en ese proceso de cambio social  los opositores recurrirán a la artimaña de acusar retrocesos,  pero, nada más errado porque México no volverá al pasado.

Y es que, subrayó, el pasado primero de diciembre no fue punto de llegada, sino el punto de partida para un México de justicia para todos.

 

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.