-La crisis sanitaria vino a impactar directamente el ejercicio de los derechos de niñas y niños, tanto en lo educativo como en su movilidad, derecho al juego a la recreación y el esparcimiento

En Michoacán resulta urgente potenciar las acciones y políticas públicas de atención para el desarrollo de las niñas y los niños, esto frente al impacto que ha tenido la pandemia en sus procesos de formación, recalcó la diputada Fanny Arreola Pichardo, coordinadora de la Representación Parlamentaria de la LXXV Legislatura del Congreso del Estado.

La diputada por el Distrito de Apatzingán recordó que la crisis sanitaria vino a impactar directamente el ejercicio de los derechos de niñas y niños, tanto en lo educativo, como en su movilidad, derecho al juego a la recreación y el esparcimiento.

“Lamentablemente esta situación derivó en un incremento a la violencia dentro de los hogares contra los menores, la que de por sí ya era cotidiana con anterioridad, no hay que olvidar que previo a la pandemia, hospitales como el Civil de Morelia atendían a la semana al menos tres casos de niñas y niños maltratados y que requerían intervención médica por lesiones como moretones, quemaduras de cigarro o hasta fracturas de huesos”.

Fanny Arreola recordó que la Declaración reconoce a las niñas y niños como seres humanos que deben ser capaces de desarrollarse física, mental, social, moral y espiritualmente con libertad y dignidad, por lo que, frente a situaciones de contingencia, deben redoblar esfuerzos para velar por su protección y desarrollo.

Apuntó que al arrancar la actual década, nuestro estado ya se ubicaba en el cuarto lugar nacional en maltrato infantil, en un contexto nacional en donde las denuncias de agresiones a niñas y niños alcanzan anualmente los 32 mil casos, de los que en sólo la mitad se verifican las vejaciones para poder accionar medidas legales.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.