En Michoacán se hace necesario trabajar para abatir el rezago en materia de salud, por lo que desde nuestras propias leyes tenemos que generar las condiciones necesarias para ello, subrayó la diputada Fanny Arreola Pichardo, coordinadora de la Representación Parlamentaria de la LXXV Legislatura del Congreso del Estado.

La diputada por el Distrito de Apatzingán, recalcó que el problema en el Estado, es el abastecimiento insuficiente de medicamento y material médico necesario para que los centros de salud realmente funcionen.

“En materia de salud Michoacán atraviesa una crisis que se agrava por la pandemia de la COVID, situación que es motivo de preocupación pues es urgente garantizar la salud integral, así como el bienestar físico y mental de las y los michoacanos”.

Destacó la importancia de una revisión profunda del marco normativo estatal en materia de salud, particularmente en lo que se relaciona con las mujeres, ya que las enfermedades degenerativas van a la alza generando un enorme número de defunciones.

«Es necesario plantear una reforma en el ramo de la salud, ya que los tratamientos médicos a seguir resultan altamente costosos y no están al alcance de la mayoría de las pacientes”.

Fanny Arreola destacó que la apuesta debe ser por promover servicios con mayor calidad profesional y contar con mejores instalaciones, objetivos que incidirán en beneficio de la atención y cuidado a la salud de las y los michoacanos.

En ese sentido destacó la urgencia de garantizar la salud gratuita de los adultos mayores, grupos vulnerables y mujeres embarazadas, lo que se puede lograr con programas públicos destinados al establecimiento de centros de salud comunitarios y dispensarios médicos.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.