El ejercicio de genuflexión ante el poder que hizo el presidente del Instituto Electoral de Michoacán (IEM), Ignacio Hurtado al reconocer así no más a la delegada nacional Giulianna Bugarini Torres, como dirigente, “es lamentable y genera desconfianza entre los ciudadanos”, aseguró la presidenta del Comité Ejecutivo Estatal de Morena Michoacán, Ana Lilia Guillén Quiroz.
Apuntó que “si él (Ignacio Hurtado) estuviera consciente del nivel que representa, debió haberse escusado…”, ante los cuestionamientos que le hicieron en un programa televisivo sobre el tema.
Guillén Quiroz presidenta electa de Morena Michoacán en el marco del XII Consejo Estatal Extraordinario desarrollado el 3 de abril, fustigó: “cuando vi las declaraciones, me dio la impresión de que quería quedar bien con alguien. Lo digo de manera muy puntual, no sé si con el gobernador, la delegada o algún amigo que le pidió que lo dijera…”.
Consideró que la opinión tan a la ligera que hizo el presidente del IEM, “a sabiendas que hay un proceso en camino” manda señales equivocadas de inclinarse ante el poder.
Para la dirigente estatal del partido de la cuatroté, Ana Lilia Guillén, bastaba con que el presidente del órgano electoral, quien debe mostrar imparcialidad, “se hubiera escusado de opinar”, toda vez que con esas afirmaciones nos deja en claro que “no conoce la vida interna del partido ni lo que mandatan estatutos”.
Este tipo de declaraciones, dijo, “es lamentablemente, más allá de si estamos en morena o no. A los ciudadanos nos causa desconfianza”, sobre todo porque son las instancias electorales las que en su momento habrán de dirimir las controversias del procedimiento legal en curso.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.