*¿EJERCER UN DERECHO, ES SEÑAL DE COBARDÍA?
*EL PRI, ¿GANÓ O PERDIÓ?
*¿Y EN MICHOACÁN?
*¿QUIÉN SE ATREVERÁ A HACERLO?
Hay algunos militantes y/o simpatizantes de MORENA, que acusan a CARLOS HERRERA TELLO de cobarde por no salir a reconocer el triunfo electoral, que el Programa de Resultados Electorales Preliminares le otorga a ALFREDO RAMÍREZ BEDOLLA y se desgarran las vestiduras, señalando que en otro proceso, militantes de algún partido de los que ahora postularon a HERRERA, se negaron al “voto por voto y casilla por casilla”.
Aunque esos mismos me acusarán de realizar una defensa del candidato HERRERA TELLO, no me importa, pues no se trata de defender al nativo “Del Barrio de la Estación” en la 3 veces heroica Zitácuaro Michoacán, sino de defender el ejercicio de un derecho, el derecho a impugnar el resultado de la elección para gobernador del estado, porque así lo aprecia el aspirante al Solio de Ocampo.
Y como HERRERA, habrá un buen número de candidatos, a los que los resultados de la elección no les favorecieron y que recurrirán a la potestad que la propia constitución les otorga, sobre todo, aquellos en que la diferencia entre el ganador y el segundo lugar es menor a 1 o 2 puntos porcentuales o bien, existen elementos probatorios que acreditan irregularidades graves.
Así que no me vengan con que es un acto de cobardía el ejercer un derecho, pero además, si la victoria de ALFREDO RAMÍREZ es legítima y legal, no habrá tribunal alguno que le prive de ella, nuestro sistema jurídico controversial en materia electoral, aunque perfectible, es honesto y garante de nuestra democracia.
EL PRI, ¿GANÓ O PERDIÓ?
A nivel nacional se está generando una fuerte controversia sobre la permanencia o no, de la dirigencia nacional del Partido Revolucionario Institucional, pues mientras un gran sector de militantes señala como un gran fracaso la elección del 2021, la dirigencia aludida señala que fue un buen triunfo al quitarle la mayoría calificada a MORENA en la cámara de diputados y el haber obtenido más votos que en el proceso del 2018.
Y es que mientras la dirigencia nacional encabezada por ALEJANDRO MORENO CÁRDENAS alias “ALITO”, señala que en la elección del 2018 el PRI obtuvo 7, 161,370 votos, en la pasada elección obtuvieron 8, 430,913 votos, es decir, una diferencia de 1, 269,543 votos a favor, a lo que le agrega que en el 2018, el PRI solo ganó 11 diputaciones de mayoría y 38 por la vía de la representación proporcional, para un total de 49, mientras que ahora ganó 30 de mayoría y 40 de representación proporcional, para un total de 70. 21 diputados más.
Pero esas son las cuentas alegres de MORENO CÁRDENAS, solo que muy en voz baja, señala que 8 de las 15 gubernaturas en juego en esta elección, las perdió todas, no ganó ninguna y el tricolor dejará de gobernar por ese solo hecho, casi un tercio de la población nacional y que las 21 diputaciones de más que ganó con relación al proceso del 2018, ahora las ganó el bola, es decir, en alianza con al PAN y el PRD.
Probablemente lo de mayor valor en esta contienda, es haber quitado la mayoría calificada a MORENA y sus aliados en esta elección, empero, habrá que ver, si las bancadas de la alianza opositora se sostienen, pues es claro que el presidente LÓPEZ OBRADOR ya mandó la “bola ensalivada” a las fracción parlamentaria del tricolor y con ello, a las demás fracciones legislativas, así que también, habrá que ver de qué están hechos los actuales diputados electos.
Finalmente, en opinión de este columnista, ALEJANDRO MORENO CÁRDENAS alias “ALITO” y su comité ejecutivo nacional debería de poner su renuncia en la mesa para que a partir de ellas –las renuncias-, el tricolor inicie su refundación, propiciando con ello, el relevo generacional y una verdadera democratización interna. A nadie le conviene que el PRI desaparezca, ni a MORENA misma, lo necesita para legitimar su permanencia en el poder público.
¿Y EN MICHOACÁN?
Algo parecido a lo que le ocurre a nivel nacional, cuantitativamente creo que perdió, empero, cualitativamente ganó, pues como lo observamos en la siguiente gráfica, obtuvo solo 2 diputados federales, nueve diputados locales ya contando los 3 plurinominales que le tocarán y solo 19 ayuntamientos de 112 que estuvieron en juego y 267,733 votos.
A pesar de que en la alianza, el PRI fue el partido que más votos aportó con 267, 733 y les alcanzó para obtener la victoria en 16 de los 24 distritos locales en disputa, lo cierto es que en lo individual, como partido, obtuvo 93,960 votos menos que en el proceso electoral del 2018 con todo y el tsunami que significó LÓPEZ OBRADOR en la boletas.
También de los 4 distritos electorales federales en los que fue en alianza, aun así, perdió 2, pero en los distritos locales en los que fue en alianza, ganó 6 y perdió 6 en los que fue solo o con el PAN o con el PRD, como en el 16 que iba con el PAN o en el 8 en que iba con el PRD, de ahí que de mayoría solo ganó 6 y obtiene 3 plurinominales.
En síntesis, me parece que al igual que a nivel nacional, el tricolor en Michoacán se debe de renovar con urgencia, pero ahora sí, mediante un procesos abierto, democrático y sin imposiciones, en donde sea su militancia la que decida quien los debe de dirigir los siguientes 4 años, dirigencia que debe de preparar su participación en el proceso electoral del 2024, dónde habrá elección presidencial.
¿QUIÉN SE ATREVERÁ A HACERLO?
De entrada, el actual dirigente estatal ELIGIO GÓNZALEZ FARÍAS, sabe muy bien que su estadía en la dirigencia estatal del tricolor es “provisional” de manera que ya solo podría ser el que prepare el proceso interno, aunque sus anticuerpos es posible que se lo impidan, pues le cuestionan un vínculo con el “Virrey” CASTILLO, lo que le puede pesar.
En esa tesitura, ¿quién se atreverá a encabezar la refundación del PRI? De los grupos políticos con injerencia en su vida interna, hay rescoldos de LOS CHUCHOS, aquellos que no siguieron a CHUCHO REYNA en su fracasada aventura, el grupo que encabeza VÍCTOR SILVA TEJEDA sigue vivo pero en las sombras, LOS CHONES cuya presencia en el CDE es evidente y es posible que les exijan que ya lo dejen y VÍCTOR TINOCO que también vejeta en las sombras.
Así que: ¿Quién se atreverá a refundar al tricolor? Tengo muchas dudas, aunque déjeme le cuento, que cuando MEMO VALENCIA “negoció” con su “Brother” ALEJANDRO MORENO CÁRDENAS la candidatura a la presidencia municipal de Morelia, se estableció la condición de que si perdía, MEMEO sería en automático el nuevo presidente del CDE del PRI en Michoacán.
Habrá que ver si a ALITO le alcanza y se sostiene al frente del Comité Ejecutivo Nacional del Partido Revolucionario Institucional, de manera que le puede cumplir la palabra empeñada al líder de “Revolución Social”, porque, de consolidarse la victoria de ALFREDO RAMÍREZ BEDOLLA como gobernador del estado, no estoy seguro de que éste tolere las actividades de VALENCIA y su grupo parapolicial.
Puede ser una imagen de texto que dice "5 RESULTADOS ELECTORALES DEL PRI 2021 PROCESO DIP FED. DIP. LOCAL MUNICIPIOS 2015 15 35 2018 36 2021 VOTOs 0 2 5 9 490 459* 361 693 267,733 19"

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.